10 cosas que debes hacer en tu primer viaje a Chicago

10 cosas que debes hacer en tu primer viaje a Chicago

Chicago es una ciudad fascinante y con infinidad de cosas por hacer. ¿Es tu primera vez de viaje en La Ciudad de los Vientos? Esto es lo que hay que visitar:

20 años antes de que la canción New York, New York viera la luz, un mucho más joven Frank Sinatra le dio vida al tema My kind of town (Chicago is), canción que sirvió como soundtrack para la película Robin and the 7 hoods(en español titulada Cuatro gángsters de Chicago), cuya trama transcurría en las calles de la también llamada Ciudad de los vientos o, en inglés,Windy City.

¿Te gustaría conocer Chicago? 📷 Te compartimos algunos de los destinos que no te debes perder en tu próxima visita a los Estados Unidos. 🇺🇸😎 Da clic aquí ➡ liveandlearn.mx/idiomas y conoce todas las opciones para que perfecciones tu inglés en el extranjero. ¡Anímate! ✈

Posted by Live & Learn on Thursday, January 2, 2020

 

[TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CURSOS DE INGLÉS PARA EJECUTIVOS EN EL EXTRANJERO]

UN CHICAGO MULTIFACÉTICO, SEXY Y MISTERIOSO

chicago windy city cosas hacer ver

Dicen que al igual que los seres humanos, cada ciudad tiene también su propia personalidad, misma que la hace única y diferente al resto. Lo anterior nos pone a pensar en que si Chicago fuera una persona, ¿cómo sería? Bien, pues las opiniones pueden variar, pero nosotros nos atrevemos a decir que Chicago sería una mujer con cuatro características principales:

1. Multifacética: debido a las diferentes caras que nos presenta con opciones infinitas para todos los gustos y bolsillos; 2. Amigable: en general, la gente de Chicago es bastante amable a diferencia de otras grandes ciudades de Estados Unidos; 3. Con temple fuerte: hay que recordar que uno de los sucesos históricos más importantes por los que atravesó esta ciudad fue el Gran Incendio de 1871 en donde se tuvo que volver a levantar -literalmente- de las cenizas; 4. Misteriosa: nos referimos a que pareciera que cada rincón de la ciudad tiene algo que contarte, así que más que recorrerla, hay que irla descubriendo poco a poco a través de sus calles, parques, museos, cafés, tours, clubes de jazz, así como de su magnífica arquitectura que se muestra orgullosa como referente a nivel mundial.

Teniendo tanto que ofrecer, ¿por dónde empezamos? Sin duda, por los clásicos. Si es tu primera vez en Chicago, éstas son las 10 cosas que no puedes dejar de hacer en tu visita:

 

1. Recorrer la ciudad en crucero

paseo bote chicago river arquitectura windy city

Se puede decir que el corazón de Chicago es el río que lleva el mismo nombre (Chicago River) y que atraviesa todo el centro de la ciudad. Alrededor de él vamos a encontrar un paseo peatonal llamado Riverwalk…sí, igual al de San Antonio (Texas), sólo que éste es más largo. En Riverwalk podrás disfrutar de restaurantes, tiendas, bares e incluso algunas casas y condominios.

¿Qué tiene que ofrecernos este tour? Debido a que la arquitectura es uno de los fuertes de la ciudad, la compañía Chicago’s First Lady Cruises brinda un recorrido por el río a bordo de sus cruceros en donde se puede apreciar la mayoría de los edificios icónicos de la ciudad, mientras que un guía te va explicando su origen, a qué corriente arquitectónica pertenecen, así como la relevancia que tienen dentro de la ciudad.

La compañía tiene más de 25 años dando este recorrido y está catalogado por los usuarios de Trip Advisor como uno de los 10 mejores tours de Estados Unidos. La duración es de 90 minutos y el costo ronda los 45 dólares por persona. Ahora, existen diferentes horarios en los que salen los cruceros, pero la recomendación siempre es comprar el boleto con un día de anticipación y llegar media hora antes al punto de encuentro para agarrar buen lugar dentro del bote.

Más información: Chicago’s First Lady.

[NO TE PIERDAS: CUÁNTO CUESTA VIVIR EN CHICAGO]

2. Recorrer Grant Park en segway

Este paseo es un imperdible, más si es tu primera visita a Chicago. Verás, Grant Park es conocido como El Jardín Frontal de Chicago debido a que colinda con el Lago Michigan, y es para los chicagüenses lo que Central Park para los neoyorkinos; es decir, no sólo se trata de un simple parque público, sino que junto con Milenium Park (que se ubica a un lado y del cual hablaremos más adelante) es donde ocurren los acontecimientos deportivos y culturales más importantes de la ciudad; un ejemplo de ello es que en Grant Park es donde se lleva a cabo el importante festival de música Lollapalooza, y aquí también es donde termina el Maratón de Chicago (Chicago Marathon), catalogado por varias revistas de atletismo como uno de los mejores del mundo.

Ahora, ¿por qué recorrerlo a bordo de un segway? Probablemente sepas qué es un segway, pero si no, te platicamos que se trata de uno de esos carritos que se parecen a los llamados “patines del diablo” o scooter, sólo que estos son motorizados. Por lo regular puedes verlos en varias plazas comerciales, donde los agentes de seguridad los utilizan para dar sus rondines.

segway-grant-park-chicago-illinois

Claro que Grant Park se puede recorrer a pie, sin embargo las ventajas de recorrerlo en segway son varias: la primera es que al ir a bordo de un carrito, es mucho menos cansado y más rápido; la segunda es que vas acompañado de un guía que te instruye para usar el segway, te acompaña durante el recorrido, y hará paradas en los lugares más icónicos para explicarte sobre ellos y darte tiempo de que te puedas tomar las fotos que quieras.

Por ejemplo, verás la majestuosa Fuente de Buckingham, tras de la cual se aprecia el skyline que forman los rascacielos de la ciudad; el Acuario Shedd, catalogado como uno de los mejores del país; el Planetario Adler; el Jardín Tiffany, un espacio de ensueño que fue donado a la ciudad por la compañía joyera, pero que a su vez es rentado para bodas. El paseo termina regresando por el borde del Lago Michigan, que es sin duda un cierre con broche de oro. La duración es de dos horas y tiene un costo de 45 dólares por persona.

Más información sobre horarios y puntos de partida: Chicago Segway.

3. Visitar Millenium Park y tomarte fotos con cada uno de sus iconos

Probablemente todos hemos escuchado hablar de Millenium Park porque aquí hay, por lo menos, cuatro íconos indiscutibles de la ciudad de Chicago. El primero de ellos es la escultura Cloud Gate, del artista Anish Kapoor,  aunque por su forma la mayoría la conocen como El Frijol. Un must para tomarse una foto.

cloud-gate-frijol-anish-kapoor-chicago

Por otro lado encontraremos el Jay Pritzker Pavillion, que aunque podríamos decir que es un foro al aire libre (porque lo es), sería más acertado presentarlo como una verdadera obra de arte con su estructura metálica de forma irregular. Diseñado por el canadiense Frank Gehry, este foro fue abierto en 2004 y lo nombraron así en honor al empresario chicagüense Jay Pritzker, creador de la cadena de hoteles Hyatt, cuya familia donó un cuarto del dinero para la construcción del foro.

Aquí se llevan a cabo diversos conciertos, así como presentaciones de teatro y danza. Cuenta con 4 mil asientos fijos (los cuales están a la venta en el sitio web del foro) y 8 mil metros cuadrados de pasto en donde la gente puede sentarse de forma gratuita a presenciar el evento en turno. Ahora, si no alcanzaste boletos y te tocó pasto, no te preocupes, el sonido del recinto está diseñado para que todos puedan escuchar perfectamente.

Jay-Pritzker-Pavillion-chicago

A escasos metros del Cloud Gate (o El Frijol) encontraremos la fuente interactiva Crown Fountain. Ésta fue diseñada por el artista catalán Jaume Piensa y es una instalación que se compone de un pequeño espacio en Millenium Park donde están situadas dos torres, una frente a otra. Dichas torres en realidad son pantallas compuestas por leds que reflejan por turnos diferentes rostros humanos; cada rostro va cambiando de expresión hasta que llega un momento en que comienza a brotar agua de la fuente y pareciera que ésta sale de la boca del rostro reflejado en la pantalla.

Crown-Fountain-chicago-illinois

Por último, también en Millenium Park, encontraremos quizá el menos famoso de sus iconos, pero no por ello de menor belleza. Nos referimos al Jardín Lurie (The Lourie Garden), el cual -como su nombre lo indica- es un jardín artificial de 10 mil metros, compuesto por varios senderos llenos de flores, helechos, árboles, enredaderas, así como un arroyo artificial que corre a lo largo del jardín. Un dato curioso es que este espacio está inspirado en el eslogan de la ciudad de Chicago: Urbs in horto, que quiere decir “Ciudad en un jardín”.

4. Visitar un club de jazz en Chicago

chicago-bar-jazz-green-mill

¿Habrá alguien que piense en Chicago y no lo relacione con el jazz? Es verdad que Nueva Orleans es considerada la cuna del jazz, sin embargo, hablar de la historia de este género musical sin mencionar a Chicago, resulta imposible. Para entender la relación, debemos poner un poco de contexto:

De acuerdo con el libro Chicago Jazz: a cultura history, 1904-1930, después de la clausura de la zona roja de Nueva Orleans, ”Storyville”, muchos músicos afroamericanos debieron emigrar hacia otros estados para seguir dedicándose a la música; de este modo fue como se produjo la primera gran oleada de jazzistas que llegaron a Chicago, en donde se establecieron en la parte sur de la ciudad, que era considerado el gheto de las personas de color. Aquí comenzaron a formar nuevas bandas que tocaban en cabarets de la zona.

El jazz se hizo popular y se fueron abriendo cabarets, lugares de juegos y apuestas, bares, etc. Fue así como nació The Stroll, el nuevo epicentro de entretenimiento de Chicago que se hizo popular entre personas de color y blancos. Es importante mencionar que de esta época la banda de jazz más famosa fue The Creole Jazz Band, cuna de la más grande leyenda en la historia del jazz: Louis Amstrong.

Fue en Chicago donde el jazz vio su segundo aire, incorporando sonidos y técnicas nuevas, por lo que se le considera la cuna del llamado Nuevo Jazz. Además, lo que empezó siendo como “música para personas de color”, se convirtió en un género musical que logró romper barreras entre negros y blancos a nivel social, político e ideológico. Ahora que ya sabes lo trascendental de Chicago en la historia del jazz, sería impensable no visitar un club con música en vivo.

5. Ir a Navy Pier

navy-pier-chicago-illinois que hacer ver

Navy Pier ha tenido diferentes usos a lo largo de su historia: fue en algún momento uno de los muelles más grandes de mundo; luego, en la Segunda Guerra Mundial, el muelle fue cedido por el Ayuntamiento de Chicago como zona de entrenamiento para la Marina de Estados Unidos (de ahí su nombre, ‘Navy Pier’ quiere decir literalmente Muelle de la Marina); sin embargo hoy en día es un centro de atracciones en donde turistas y locales pueden encontrar infinidad de opciones para pasar el rato.

Si has visitado Santa Mónica, puede ser que Navy Pier te recuerde mucho a Pacific Park, pues de igual forma en este muelle se pueden encontrar tiendas, bares, restaurantes, un museo, e incluso algunos juegos mecánicos. La atracción más popular sin duda es la rueda de la fortuna, no sólo por las vistas magníficas que alcanzas a ver de la ciudad, sino porque ésta es una réplica de la primera y original rueda de la fortuna, presentada en la Feria Mundial de Chicago de 1873.

Más información sobre atracciones, exposiciones y eventos: Navy Pier.

6. Tomar un tour de arquitectura

chicago-arquitectura-que-hacer-ver

En Chicago hay tours para aventar: desde un tour de gángsters llamado The Untouchable Tour, otro que te lleva a los mejores pubs y bares de la ciudad, pero sin duda el que nadie debe dejar de tomar es un tour de arquitectura. La buena noticia es que hay varios tours de arquitectura para elegir que se acomodan a todos los gustos y bolsillos, ¡incluso hay algunos que son gratis!

Entre los más populares están los que ofrece The Chicago Architecture Foundation (La fundación arquitectónica de Chicago), dentro de los cuales destacan el tour de los edificios imperdibles, un tour exclusivo para los rascacielos, otro del tren (metro) elevado, entre muchísimos más. Los precios dependen del tour, pero los precios oscilan entre los 25 dólares e incluyen el servicio de guía. Más información: Architecture.org

La opción más económica para tomar un paseo guiado de arquitectura (o algún otro tour) es hacerlo a través de Chicago Greeter, un servicio gratuito provisto por Choose Chicago. A través del sitio de Chicago Greeter, los visitantes pueden ver el menú de tours que se ofrecen y agendar el que más les guste, el cual dará de forma gratuita uno de los voluntarios del programa. Más información sobre este programa: Chicago Greeter.

7. Ir a Skydeck Willis Tower y tomarse una foto en el piso de vidrio

skydeck-willis-tower-sky-deck-chicago-piso-vidrio

La que alguna vez se llamó Torre Sears (Sears Tower), y hoy lleva el nombre de Torre Willis (Willis Tower), tiene en el piso 103 una de las joyas más preciadas para la ciudad de Chicago. Se trata del mirador Skydeck Chicago, el cual cuenta con una privilegiada vista de la ciudad y -como plus- cuatro salidas con recubrimientos y pisos de vidrio a través de los cuales los visitantes pueden asomarse, pisar y hasta brincar sobre ellos: “El famoso glass floor (piso de vidrio) se adaptó porque muchos visitantes tenían curiosidad, no solamente de mirar hacia lo lejos, sino de ver cómo se veía hacia abajo, por lo que fueron puestos estos cuatro cubos que dan hacia la Avenida Wacker Drive”, comenta Randy Stancik, Gerente General de la Torre Willis.

El costo al mirador para adultos es de 23 dólares, mientras que el pase VIP cuesta 49 dólares, el cual puedes contemplar adquirir porque cuando hay mucha gente, la fila para accesar puede tardar hasta dos horas. Más información: Skydeck Chicago.

8. Visitar el Art Institute of Chicago (Instituto de Arte de Chicago)

art-institute-chicago-museum-instituto-arte-windy-city

Es el segundo museo más grande de Norteamérica (sólo lo supera en tamaño el Met de Nueva York) y contiene la tercera colección de arte más nutrida de Estados Unidos. A lo largo de sus tres pisos y cinco diferentes alas están distribuidas varias obras de arte de casi todos los pintores y escultores consagrados, sin importar la corriente a la que pertenezcan, ni el lugar donde nacieron o la época en la que les tocó vivir. De esta forma encontramos, desde esculturas pertenecientes a las antiguas culturas como Grecia, África o India, hasta obras de Andy Warhol, Picasso, Magritte, Monet, Matisse, El Greco, Van Gogh, entre muchos otros.

instituto-arte-chicago-van-gogh-pinturas

Para los que llevan un poco de prisa, el museo cuenta con mapas en varios idiomas donde está señalado dónde se encuentran expuestas las obras más reconocidas, así como también un servicio de audioguía en varios idiomas, y un podcast descargable sobre el museo y las obras.

Más información sobre el museo: Chicago Art Institute.

9. Recorrer el Wabash Arts Corridor

Se trata de un corredor compuesto por 36 obras (más otras 10 que estarán listas en septiembre) expuestas a lo largo de la calle Wabash, localizada del lado este del cuadro de la ciudad conocido como The Loop.

Primero hay que entender que The Loop es un cuadro que comprende el epicentro de la ciudad: se le considera la zona financiera y la sede del gobierno de Chicago. En otras palabras, aquí está lo más turístico de la ciudad, por ejemplo el Grant Park, la Torre Willis, el Instituto de Arte de Chicago, el Goodman Theathre, así como varias universidades, dentro de las que destaca la Columbia College Chicago.

Columbia-College-Chicago-arte urbano callejero murales

Más información sobre las obras y artistas: Wabash Arts Corridor.

10. Recorrer el parque The 606

the-606-parque-urbano-chicago-corredor

Lo que alguna vez fue el paso de un ferrocarril que corría entre Chicago y la ciudad de Elgin (también en Illinois), dejó de dar servicio como tren de carga en 2001, y posteriormente quedó semi abandonado y en un intento de ser un paseo para personas en bicicleta. No obstante, en 2003 se formó la organización Amigos de Bloomingdale Trail, cuya razón de ser era conseguir fondos para transformar esa vieja línea férrea en un parque elevado para disfrute de los habitantes y visitantes de Chicago.

Finalmente, en 2013 se inaugura el parque que llevó por nombre The 606. Mide casi cinco kilómetros y atraviesa cuatro vecindarios: Logan Square, Bucktown, Humboldt Park y Wicker Park. Tiene 14 accesos en total a lo largo del parque y cuenta con un carril para corredores de ambos lados del camino, cuatro parques con juegos para niños dentro del recorrido, diversas instalaciones de arte, así como carriles para ciclistas, y próximamente habrá estaciones para reparación de bicicletas. Lo único que no se admite son vehículos motorizados.

The 606 es un buen lugar para ir a caminar y ver el atardecer o para los deportistas que buscan un lugar agradable y adaptado a sus necesidades en Chicago. Más información: The 606.

¿Te gustaría experimentar en carne propia la experiencia de vivir y estudiar en Chicago? Tenemos programas para estudiar inglés y otras opciones en la bella Ciudad del Viento. HAZ CLIC AQUÍ PARA CONOCERLAS TODAS.

Estudia en tus ciudades favoritas

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

Últimos Posts

Más comentados